Síndrome Postvacacional – Qué es?

Síndrome Postvacacional – Qué es?

sindrome-post-vacacional

Por: Natalia Burgos

Se ha hablado mucho del Síndrome Posvacacional, definido como: el estado que se produce en el trabajador al fracasar el proceso de adaptación entre un periodo de vacaciones y de ocio con la vuelta a la vida activa, produciendo molestias que nos hacen responder a nuestras actividades rutinarias con un menor rendimiento.

Entendamos este fenómeno y porqué se produce, a qué se debe que estos síntomas se den en una determinada persona, justo en el momento de retomar su actividad laboral, hipotetizando que podría tratarse de un vacío existencial o falta de creatividad en el trabajo.

El pasaje del “ocio” en el tiempo vacacional a la vuelta a la actividad vivida como rutina cargada de tedio, puede causar diferentes molestias que alcanzan todas las dimensiones de la persona y se muestran:

A- Con síntomas físicos de excesivo sueño y cansancio crónico.

B- Malestar psíquico que puede presentarse acompañado de irritabilidad, insomnio, depresión o ansiedad que hacen que la persona que lo sufre baje su rendimiento en el día a día

C- Espiritual, bajo la forma de no saber hacia dónde se está yendo o cuestionarse el momento vital presente, lo que produce un vacío de sentido en la situación presente.

“Allí uno se sumerge en las condiciones mismas del tedio. Y sin embargo invisibles divinidades nos construyen una red de direcciones, de pendientes y de signos, una musculatura secreta y palpitante de vida. Ya no es uniformidad. Todo se orienta. Ni siquiera un silencio se parece a otro silencio” 1

Algunos especialistas afirman que el horario laboral dota a la vida de orden, saber lo que se tiene que hacer en el día nos puede brindar una sensación de tranquilidad y estar orientados hacia la consecución de una tarea, el malestar surge cuando ésta tarea se hace larga y se vive el tiempo como interminable por aburrido y repetitivo.

El esfuerzo se plantea cuando queremos salir de ésta “uniformidad”, para que todo se oriente, hacia donde? Hacia un quehacer que nos mantenga entretenidos, que nos haga sentir creativos, que nos desafíe a descubrir nuevas formas de ver el horizonte.

Todo eso, se busca afuera, y cuando se encuentra se asimila adentro.

“El orden por el orden castra al hombre de su poder esencial, el de transformar tanto al mundo como a sí mismo. La vida crea al orden, pero el orden no crea a la vida” 2

Es decir, aveces el desorden crea, aveces revive en nosotros algo dormido y que estuvo esperando mucho tiempo por salir, y aveces descubrimos en el afuera algo nuevo, que nos atrae como lo inexplicable de quedarnos mirando al cielo, cuando hay fuegos artificiales esperando a que estalle una bengala y lo ilumine, porque sabemos que va a pasar, pero no sabemos cómo va a pasar, ni qué color va a tener y qué forma va a tomar, pero solo la espera nos maravilla, solo la atención puesta en ver como la bengala sube y se transforma en luz de colores.

“Lo que se percibe siempre al hallar el sentido es, sobre el trasfondo de la realidad, una posibilidad: la posibilidad de transformar de una u otra manera la realidad” 3

La posibilidad de hallar sentido está presente en nosotros en tanto que somos seres en constante búsqueda, hay que hacer una pausa y preguntarse qué quiere la vida de nosotros, o porqué me siento de tal o cual manera dentro de un ámbito determinado, por ejemplo en el trabajo hay cambios susceptibles de hacer para lograr salir de la rutina o de algún círculo vicioso en el que estemos metidos y no nos permita ser creativos. Y por ser creativos, no me refiero a llevar a cabo grandes obras de arte, sino que ser creativos puede estar en lo cotidiano, por ejemplo en una buena charla con un compañero, en encontrar otro sabor al café comprado en determinado lugar y disfrutarlo o en ver lo mucho que se ríe alguien. Se crea con – alguien, creamos acompañados.

“El hombre que no comprende el sentido peculiar de su propia existencia singular, se sentirá necesariamente paralizado en las situaciones difíciles de la vida” 4

Cuando perdemos de vista el horizonte, la meta, hay un peligro que nos puede hacer presa, nos puede asaltar el cansancio, pues, no sabemos hacia dónde vamos, ni tampoco a dónde llegaremos, y lo peor, si llegaremos…

“La lucha por la vida nos mantiene en tensión, ya que su sentido se halla inseparablemente unido a la necesidad de cumplir las tareas que nos están planteadas” 5

El magnetismo que se genera entre lo que queremos ser pero todavía no somos, en el mejor de los casos nos tendría que empujar hacia adelante para lograr justamente eso que queremos, la configuración de un lugar de trabajo creativo está como posibilidad para revelarse.

“Cuando pones la proa visionaria hacia una estrella

Y tiendes el ala hacia tal excelsitud inasible,

Afanoso de perfección y rebelde a la mediocridad

Llevas en ti el resorte misterioso de un Ideal.

Es ascua sagrada, capaz de templarte para grandes acciones.

Custódiala, si la dejas apagar no se reenciende jamás” 6

Citas:

1  Saint Exupèry – Carta a un rehén.

2 Saint Exupèry – Carta a un rehén.

3 Viktor Frankl – Teoría y Terapia de las Neurosis.

4 Viktor Frankl – Psicoanálisis y Existencialismo.

5 Viktor Frankl – Psicoanálisis y Existencialismo.

6 José Ingenieros – El hombre Mediocre.

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *